Virabhadrasana nos habla del guerrero espiritual. Es una postura que nos induce a pensar en la fortaleza del guerrero en actitud activa y positiva, con una dirección clara y firme. Es una de las asana que nos conecta con el primer chakra (muladhara), que está situado en la base de nuestra columna vertebral y se relaciona con nuestras necesidades básicas para la supervivencia la seguridad y estabilidad. Nos invita a sentirnos conectados a la tierra vivos y seguros, aceptando con plenitud el cuerpo que habitamos y la realidad que nos rodea.

Beneficios de Virabhadrasana

Cuando pensamos en un guerrero pensamos en su fortaleza física y mental, es por ello que a través de Virabhadrasana fortalecemos y tonificamos tanto nuestra espalda como nuestras piernas. Nos prepara para emprender el viaje con decisión. Sin embargo, el guerrero también debe disponer de flexibilidad suficiente como para sortear los obstáculos con los que no puede luchar, por ello Virabhadrasana favorece la flexibilidad de caderas, rodillas y tobillos. Eso sí, si estas articulaciones están previamente dañadas debería desarrollarse con suma precaución.

Marmaterapia de Virabhadrasana

A nivel de estimulación energética, algunos de los principales marmas que estimula Virabhadrasana son janu, gulpha y pada madhya.

Gulpha son dos puntos en cada tobillo (uno en la cara media de la articulación y el otro en la cara lateral). Se relaciona con nuestra parte inferior del cuerpo. A nivel articular mejora la circulación de nuestros pies y por lo tanto favorece la lubricación de la articulación del tobillo. A nivel orgánico regula la función renal y los cólicos renales. Como de todos es conocido, la articulación de los tobillos y nuestra forma de pisar incide notablemente en la salud de nuestra columna vertebral, es por ello que a través de Gulpha se abre un canal de conexión con nuestra columna mejorando los dolores de espalda e incluso de cabeza.

Janu está situado en la parte tanto anterior como posterior de la rodilla (rótula y fosa plopítea). A nivel articular promueve la circulación de las extremidades inferiores aliviando el dolor en casos de artrosis o movilidad reducida. También ayuda a reducir el dolor en caso de ciática o dolor en la parte baja de la espalda. A nivel orgánico aumenta el flujo de la energía general, la circulación cerebral y mejora los problemas del sistema respiratorio.

Pada Madhya se encuentra entre el segundo y tercer metatarso, en la planta del pie, aproximadamente en el punto medio de la mitad delantera de la planta. A nivel articular favorece la ciruclación de piernas y pies. Al igual que sucede con Gulpha podemos aliviar el dolor de cabeza y migrañas e incluso el insomnio y el estrés. A nivel más orgánico está relacionado con el páncreas y los niveles de glucemia en sangre.

Por lo tanto cada vez que practicamos Virabhadrasana, no solamente estamos fortaleciendo músculos y articulaciones sino que estamos activando importantes acciones a nivel más profundo que mejoran la salud del guerrero espiritual.

Si te ha resultado interesante este artículo y quieres saber más sobre la marmaterapia, el Yoga Ayurvédico o el Ayurveda puedes seguirme a través de las redes sociales o suscribirte a mi Newsletter.

Autora: Minerva Tejero Ardines