Compartiros algunas sugerencias sencillas para afrontar el nuevo ciclo con mayor energía y vitalidad.
Me dispongo a adentrarme en un período de 15 días de descanso antes de iniciar el nuevo curso. Unos días en los que me dedicaré a preparar cuerpo, mente y espíritu para la nueva etapa y durante el que, entre otras cosas estaré desconectada de las redes sociales. La Ayurveda nos recomienda entrar en este proceso consciente al menos con cada cambio de estación (Panchakarma). Nos encaminamos hacia temperaturas más bajas, cambia la luz, cambia nuestra actividad, cambia nuestro ánimo y hasta el tipo de alimentos que la Madre Tierra nos da. Todo este cambio requiere de adaptación y una adecuación del cuerpo a los nuevos ritmos si queremos mantenernos en armonía y que nuestro cuerpo esté fuerte y sano durante los meses venideros. Este periodo requiere de algunas pautas que te comparto por si te resuena hacer esta inmersión de cara a entrar en el otoño o incorporar alguna de ellas:
  • Desconectar de todo aquello que te incorpora toxicidad, alimentos, pensamientos, personas, información…
  • Dedicar amplio tiempo al descanso y bajar el ritmo de actividad, leer lectura ligera, pasear por la naturaleza, escuchar música…
  • Practicar a diario la meditación para mantener la mente aquietada, calmada y lo más limpia posible.
  • Modificar los hábitos alimenticios hacia una alimentación más saludable para depurar y limpiar las toxinas del verano. Tomar más a menudo arroz integral (tipo basmati o salvaje) con verduras en las comidas (Kitchari) especiado y fibras vegetales. Ayudas a tu organismo a que se adecúe a la incorporación de nuevos tipos de alimentos y asimile mejor sus nutrientes.
  • Evitar el alcohol y los refrescos y beber puntualmente infusiones depurativas (menta, hierbabuena, hinojo, diente de león…).
  • Realizar una limpieza profunda del cuerpo mediante transpiraciones (“swedana”, tipo sauna, con vapor) y peeling o “lamas”, tanto en el rostro como en el resto del cuerpo.
  • Olear todo el cuerpo con aceites (“snehana” y durante tres días internamente también, tomando una cucharada de ghee en ayunas o antes de acostarte también puedes sustituirlo por aceite de oliva.
  • Durante la segunda semana, los practicantes de Panchakarma, nos dedicamos a la alimentación únicamente a base de Kitchari preparándonos para terminar con la limpieza profunda del sistema digestivo mediante “virechana” o concretamente “shank prakshalana”, una técnica recomendada para personas con experiencia o que puedan llevarla a cabo de forma adecuada y segura.
  • Para finalizar, unos días de caricia a los 5 sentidos a través del masaje o automasaje, los aceites, utilizar productos naturales para nuestra belleza, los aromas… y cerrar con una maravillosa práctica restaurativa para favorecer el rejuvenecimiento (“rasayana”) y disfrutar del nuevo ciclo cargad@ de energía y vitalidad.
Deseo a todos que tengáis una feliz reincorporación al nuevo ciclo.
Namaste.
Por Minerva Tejero Ardines